Naranjas Confitadas

Continuando con el post anterior acá les dejo la receta de las naranjas confitadas con las que acompañe la torta de naranjas. Es mucho mas fácil de hacer de lo que suena y queda delicioso.

Puede hacerse con cualquier cítrico (mandarina, pomelo, limón) y queda buenazo con tortas y budines pero también imagino que debe ser delicioso con helado de crema. Ya llega el frío y la época de los cítricos así que es el tiempo justo para ir pensando en hacer cosas como esta.

Creo que voy a intentar hacerlo este invierno con kinotos. Me acuerdo que hace varios años comprada en una panadería francesa un budín de naranja que venia con rodajitas de kinotos confitadas/acarameladas arriba y me parecía lo mas rico del mundo. Si sale bien hago un update.

Naranjas Confitadas

Ingredientes

1 naranja (si es organica, mejor)

2/3 Taza (130g) de azúcar

2/3 Taza (160 ml) de agua

Procedimiento

1. Cortar la naranja en rodajas de aproximadamente medio centímetro.

2. Poner las rodajas en una cacerola, cubrir con agua y hervirlas por 10 minutos. Luego retirar del fuego y colar bien.

3. Poner las rodajas de nuevo en la cacerola con la cantidad de azúcar y agua indicados en la receta y hervir suavemente por 10 minutos aproximadamente o hasta que estén translucidas y tiernas.

4. Dejar enfriar y disfrutarlas en el momento o guardarlas con su almíbar.

Advertisements

Barritas de Avena y Dulce de Leche

primera b

Primero quiero disculparme por tardar tanto tiempo en publicar una nueva receta. A veces es muy difícil encontrar el tiempo para sentarme a escribir. ¡No alcanzan las horas del día! y tampoco la energía.

Esta receta la hice una día en el que estaba antojada específicamente por la combinación de avena y dulce de leche. Lo primero que se me vino a la cabeza para saciar este antojo fueron las típicas trufas de avena, dulce de leche y cacao pero quería algo diferente. Así que me puse a buscar recetas hasta que me tope con una receta de barritas que se veía riquísima y super fácil. Le hice un par de modificaciones a la receta original porque quería que hubiera un poco más de la mezcla de avena que dulce de leche y le agregue también nueces y almendras porque no pude resistirme a hacerlo. Ustedes pueden modificarla también dependiendo de la cantidad y el molde que van a usar. Yo usé un molde rectangular mediano. Creo que las medidas eran de 29×24.

segunda b

Barritas de Avena y Dulce de Leche, con chocolate, nueces y almendras

Ingredientes

150 g. de  avena
200 gr. de harina
1/2 cucharadita de bicarbonato de soda
una pizca de sal marina
160 gr. gramos de azúcar moreno
150 gr. gramos de manteca derretida
250 gr. de dulce de leche
30 gr. de harina
40 gr. de nueces picadas grandes
40 gr. de almendras picadas grandes
80 gr. de chocolate cortado en pedacitos
Receta
1) Precalentar el horno a 180 °C. Enmantecar y enharinar un molde rectangular mediano.
2) Mezclar el avena con el harina, el bicarbonato, la sal, el azúcar y la manteca en un bowl. Presionar la mitad de esta mezcla en el molde para formar la base. Hornearla por 10 minutos aproximadamente hasta que empiece a dorarse.
3) En otro bowl mezclar el dulce de leche con el harina, las nueces, las almendras y el chocolate. Yo en este caso usé dulce de leche repostero pero cualquier dulce de leche va a quedar bien. También no es necesario usar las nueces y almendras, queda a gusto de cada uno. Coco rallado le quedaría muy bien también.
4) Extender el relleno sobre la base y colocar por encima el resto de la mezcla de avena. Esta es la parte más difícil. Hay que tener paciencia para extender bien el dulce de leche y el avena por sobre este.
5) Hornear entre 15 y 20 minutos. hasta que este doradito. Dejar enfriar en el molde sobre una rejilla. Cortar en cuadraditos o en rectángulos. Servir. Disfrutar.

Penne alla Vodka

1ra

Lo que hace especial a este plato es que el vodka hace que el tomate se transforme y quede mas dulce y suave. Ademas, la crema corta con la acidez del tomate y el toque de la panceta es como la cereza en el postre. Así, este plato conquista a cualquiera.

Hay muchisimas variantes de esta receta. Algunos no le ponen ni ají molido ni panceta. Y en mi versión, le agrego también un poco de caldo de pollo. En realidad partiendo de la base de vodka y tomate se puede hacer un millón de variaciones de la salsa. Me acuerdo que una vez le puse pedacitos de pollo asado que había sobrado y quedo riquisimo. Y se puede usar cualquier tipo de pasta además. Con espagueti queda muy bien.

2da

Ingredientes

1 cebolla, picada lo más chiquita que puedan

1 diente de ajo, picado

1 pizca de ají molido (opcional)

50 g  aproximadamente de panceta en cortada en cubitos

1/4 de taza de vodka

1 lata de tomates, la misma cantidad de puré de tomate o salsa de tomate

sal y pimienta a gusto

1 1/2 tazas de caldo de pollo

50 g aproximadamente de crema de leche

1 paquete de 500 g de su pasta favorita

Procedimiento

1. Poner a calentar una sartén a fuego medio. cuando este caliente dorar la panceta.

2. Cuando la panceta este lista, agregar una cucharada de aceite de oliva (o menos dependiendo de cuanta grasa haya largado la panceta) y agregar la cebolla y el ajo picados. Agregar el ají molido.

3. Poner a hervir abundante agua en una olla. Una vez que hierva agregar sal y la pasta.

4. Una vez que la cebolla se haya ablandado y este empezando a caramelizar agregar el vodka, el tomate y el caldo. Salpimentar y dejar cocinar por 15-20 minutos.

5. Cuando la pasta este lista, colarla reservando un poco del líquido de cocción.

6. Apagar el fuego de la sala y agregarle la crema. Mezclar la salsa con la pasta y el líquido de cocción.

Si vamos a cocinar para menos personas y no vamos a cocinar un paquete entero de pasta se puede freezar la salsa que sobra para usarla en otra oportunidad.

Pancitos de Remolacha

primera

Hace unos seis años, con mi familia fuimos de vacaciones a Praia de Rosa en Brasil y nos alojamos en unas cabañas muy lindas cerca de la playa. Lo que más recuerdo de ese viaje son tres cosas: un restaurant en el que comimos paella, una panquequería y el desayuno que servían en el lugar donde nos hospedábamos; todas la mañanas ponían jugos frescos, budín de zanahoria y panes de remolacha caseros. Era todo una delicia.

Ultimamente esta muy frío y lluvioso acá. El otoño se siente cada vez más cerca. Y hay algo sobre el clima frío que me da ganas de amasar. Entonces decidí probar una receta de pan de remolacha que hacía poco había visto en Pinterest. Decidí hacerlo en bollitos pequeños en vez de un sólo bollo grande porque así los hacían en el lugar donde nos quedamos en la playa. No saben lo ricos que quedaron calentitos y untados con manteca. Además quedan de un color entre rosa y violeta hermoso.

segunda

Ingredientes

3/4 de taza de agua tibia

1 1/2 tazas de puré de remolachas*

3 1/2 a 4 1/2 tazas de harina 0000

2 cucharadas de aceite de oliva

2 cucharaditas de sal

1 cucharadita de azúcar

2 1/4 cucharaditas de levadura seca

*el puré de remolachas se hace procesando las remolachas crudas y peladas (unas dos medio grandes alcanzan) con 1/2 taza de leche

Procedimiento

1. En un recipiente pequeño mezclar la levadura y el azúcar con el agua tibia.

2. En un bowl grande mezclar el harina con la sal. Hacer un hueco en el medio y agregar la levadura, el puré de remolachas y el aceite de oliva. Mezclar con un tenedor para incorporar todos los ingredientes. Traspasar a una superficie limpia para terminar de formar la masa. Si queda muy pegajosa ir agregando más harina (aunque a mi con las 3 tazas y media me fue suficiente y no necesite agregar más). Amasar unos 10 minutos hasta que la masa quede lisa y elástica.

3. Una vez que la masa está lista ponerla en un bol levemente aceitado, cubrir con papel film y dejar leudar aproximadamente  entre 1 hora y 1 hora y media hasta que doble el tamaño. Yo la pongo adentro del horno apagado para asegurarme de que no haya corrientes de aire frío.

4. Cuando haya doblado el tamaño formar un bollo grande o muchos bollitos pequeños. Ponerlos en una placa forrado con Silpat o con papel manteca, cubrirlos con papel film y dejarlos levar entre 45 minutos y 1 hora hasta que doblen su tamaño. Precalentar el horno a 190ºC.

5. Antes de meter el pan al horno espolvorearlo con un poco de harina por encima y hacer un corte en X o varios cortes en diagonal. Poner una fuente en la rejilla más baja del horno con una taza de agua. Cocinar el pan por unos 30-35′. Sabemos que el pan está listo cuando lo golpeamos y suena hueco por dentro.